5987 NW 102ND AVE DORAL, FL 33178   |   786-367-4043

¿Por qué es importante la correcta colocación de la bata quirúrgica?

La bata quirúrgica no es solo un uniforme de trabajo para los profesionales de la salud, sino que es parte fundamental de la asepsia en general. La vestimenta quirúrgica cumple, entonces, un rol esencial como barrera para prevenir futuras infecciones desde el equipo quirúrgico y el propio paciente hasta la herida quirúrgica abierta.

Todos los hospitales cuentan con zonas especiales donde están ubicados los anexos de central de equipos y esterilización, la central de anestesia, rayos x, laboratorio, banco de sangre y lavabos de cirugía. Cada una de estas zonas se las llama zona limpia o zona gris donde es obligatorio entrar a las mismas con la vestimenta quirúrgica de pies a cabeza.

La bata quirúrgica conforma el 70% de la vestimenta debido a que cubre la mayor parte del cuerpo. Está hecha de un material impermeable en la región frontal y en las mangas. Cada manga termina en puño, algunos son de polyester lo que no se considera resistente a los fluidos por lo que es necesario que el guante cubra su totalidad. Se considera estéril la parte delantera de la bata, de la cintura hacia arriba hasta el nivel de los hombros y de las mangas hasta los codos. Además, posee un peto o pechera que es doble para que la transpiración no pase el grosor de la tela.

La colocación de la bata es sencilla pero requiere una técnica para lograr conservar su seguridad visto desde un punto aséptico en el transcurso de la cirugía.

La ropa quirúrgica siempre va a estar al alcance del profesional extendida en una zona segura. La bata quirúrgica debe ser tomada cuidadosamente tratando de no tocar ninguna superficie para no sufrir ningún tipo de contaminación, por tal motivo debe hacerse esta maniobra en un lugar con un espacio considerable para manipular la vestimenta.

Con ayuda del personal auxiliar, se levanta la bata de forma vertical sujetando de las sisas y dejando libres los orificios de las mangas para introducir las manos y brazos correspondientemente. El auxiliar se posiciona detrás de la persona que se está colocando la bata y acomoda cualquier zona que quede excluida, luego anuda las cintas hasta dejar todo cerrado apropiadamente. Todo es un trabajo en equipo ya que los instrumentistas y circulares participan en la ayuda de la colocación de la vestimenta entre cada uno de ellos.